viernes, 13 de marzo de 2015

Infantería, decide así mi pié por mí...




Fríos sus deditos acarician mi pie
Y este   por si mismo
por su propia voluntad
decide
de una patada hace rodar a la finada
fuera de la rueda del Mundo
al vacío
abajo
al que se desploma
como un saco de huesos.

Decide así mi pié por mí.
El es cosquilloso
yo tal vez  
no.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Gagarin, la guerra...


La guerra, querido Yuri.  La guerra ha llegado,
mi solcito. Los fascistas están muy cerca, junto a Viazma.

                                      Mamá, como si la hubieran segado, se desplomó sobre un banco,
se cubrió el rostro con un delantal  y comenzó a llorar silenciosamente.
El viento comenzó a levantar el polvo por la calle,
callaron las canciones en la aldea.
Y nosotros, los niños, nos sosegamos e interrumpimos nuestros juegos.